sábado, 19 de marzo de 2011

LA SOMBRA DEL ÁRBOL INVERTIDO




¿Si el árbol de la vida tuviera que proyectar una sombra donde lo haría? Quizá Malkut  podría ser una sombra de Keter, aunque mejor que Malkut, me doy cuenta que si dobláramos el árbol por la mitad ese papel encajaría mejor para Yesod, el fundamento que proyecta los sueños para concretarlos en la tierra. De alguna manera descarto que los pilares puedan ser una sombra el uno del otro porque complementan cualidades opuestas y, en relación a las sefiroth inferiores, expresan grados verticalmente aun a pesar de ser positivas o negativas en relación a su posición superior e inferior, pero me encuentro con la idea de que el atributo de la esfera (arquetipo) puede ocultar el desequilibrio del mismo (la parte de atrás del árbol). La sombra también podrían ser las Qliphoth las cascaras, interesante tema ahora que he vuelto a consultar sobre ellas en el libro de Dion Fortune La Cabala Mística, comprendo que la sombra es el aspecto negativo que nos ocultamos y que influencia en nosotros inconscientemente.

Los Qliphoth se denominan apropiadamente los Sephiroth malos y adversos, pues no son principios o factores independientes en el esquema cósmico, sino el aspecto desequilibrado y destructivo.................no hay dos arboles sino un solo Árbol, siendo un Qliphoh el reverso de una moneda cuyo anverso es un Sephirah.

Quien intente trabajar con el aspecto positivo de un Sephirah deberá recordar que también tiene su aspecto negativo.

Parece que nos cuesta mas mirar hacia donde no nos gusta... 
El capitulo sigue desarrollando un tema muy interesante sobre la diferencia entre el mal positivo y negativo, recomiendo su lectura.



La sombra también podría estar representada en el triángulo invertido situado entre Hod, Netzad y Malkut (con el borde negro en el diagrama adjunto) como un reflejo del triángulo superior compuesto de Geburah, Chesed y Tiferet (con el borde gris en el diagrama), pero esta situación seria incompleta  porque ambas bases del triángulo no estarían en contacto, sino separadas por el espacio de Tiferet. Aunque el gran triángulo inferior de la personalidad (el del borde negro) pueda parecer una sombra del alma, me llama mas la atención un pequeño triángulo que encontramos en el interior de ese gran triángulo, el espacio entre Yesod, Hod y Netzad (triángulo azul) que si anda pegado al triángulo superior que crea un espacio entre Netzad, Hod y Tiferet (triángulo rojo), lugar donde se desarrolla la mayor parte del recorrido de la Noche oscura del Alma que ya hemos tratado en entradas anteriores. Estos dos triángulos unidos dibujan un rombo, uno representa el techo de su mundo y el otro el suelo pero no ando muy segura de que el pequeño triángulo dentro del gran triángulo sea lo que se esconde tras el ego aunque se hace patente con la nueva consciencia que trae la Torre derrumbando el hogar del ego activa el triángulo superior para encontrar nuevos vínculos con el “yo”. Pensándolo bien, no es descabellado pensar que cualquier desequilibrio en el cuerpo-mente este relacionado con una realineación con el alma.

La perdida de contacto entre Ego-Yesod con el Yo-Tiferet oculta en el inconsciente al arquetipo (esfera o sendero) en el que estamos atrapados, sometiéndonos a la inercia y el aspecto del mal negativo. Si a esto le añadimos el rechazo a lo que proyectamos permitimos entonces que la parte mala (opuesta) de esa influencia nos domine. 
Los atributos (arquetipos) del árbol están en nosotros, normalmente unos influencian y vibran mas según etapas o periodos, esa influencia será consciente o inconsciente, positiva o negativa dependiendo de la relación que haya entre Ego y el Yo.

Trabajar sobre la conexión del ego y el yo es fundamental para que la consciencia se mantenga al mando de la mente inferior uniendo los triángulos que forman el rombo con una cruz en el centro que alarga su palo vertical apoyado sobre la tierra de Malkut. Esta cruz es la materia de la obra.

Mientras caminamos hacia la luz la sombra queda por detrás. Cuando caminamos hacia la oscuridad tapamos esa luz.

Necesitamos hacer conscientes los contenidos de la sombra, y la vida nos presenta la oportunidad, del mismo modo que en una técnica podemos observar a los pensamientos espontaneos sin influir en ellos permitiéndonos ver sin resistencias lo que profundamente enterramos.


Recordamos el pasaje por el desierto, la búsqueda de una salida cuando estamos perdidos, cuando una vez que hemos visto, no nos gusta lo que nos vemos y  tenemos que cambiar. Nos damos cuenta que tenemos ese lado oscuro que nos envenena y que con La Templanza intentamos transmutar para establecer un contacto sólido y permanente en este sendero central entre Yesod y Tiferet. Pero para entender bien la cruz de la sacrificada noche  recurriremos a trabajar de forma paralela los senderos laterales de: 
Hod – Geburah con el Colgado y la aceptación voluntaria de la cruz para dejar de ser victimas del karma al comprender que bueno o malo eso forma parte de nuestro destino PRESENTE, sin entrar en debate sobre si el destino esta escrito o se hace al caminar. 
Y Netzad – Chesed con la Rueda de la Fortuna que implicaría comprender las leyes cíclicas y temporales que relacionan al individuo con el universo.





"Etapa sendero 23"
23-10-02
Durante todo este tiempo he trabajado duro con esta carta, me costo asimilar el sentido del sacrificio, ese esfuerzo que he necesitado para comprender su sentido refuerza su significado. Una de las primeras cosas fue entender que debía de superar las dudas, pensé que el sacrificio implicaba encontrar el equilibrio interior cuando la vida no te sonreía, dejando de resistirse y aceptando la vida tal como viene.

11-11-02
... todo esta sometido al vaivén del péndulo que oscila de un lado a otro desde un centro inmóvil, la esencia elemental oculta tras el movimiento, llegar a el, es llegar al si-mismo, es alcanzar la consciencia integrando los opuestos, el equilibrio entre el bien y el mal.

Etapa senderos 22 y 23
8-12-02
Ayer volví a meditar sobre el sendero 22 La Justicia, en el descubrí que la mayoría de los desequilibrios venían por el deseo de obtener una recompensa a mis esfuerzos. También observe que mi mente se pierde cuando no quiere reconocer su responsabilidad. 

Esto ultimo me lleva a relacionar todo el trabajo en la cruz de la noche oscura con los senderos del Colgado, la Justicia, y como no con el Juicio, pero con ello seguiremos en otro momento.

2 comentarios:

Olga i Carles dijo...

Grácias.

Por acercarnos a esa sabiduría ancestral, misteriosa y mágica en la que estamos todos metidos a veces sin darnos cuenta.
El arbol, nuestro templo más profundo al que siempre debemos hacer honor desde malkut hasta la corona, en donde recibimos los colores, los sonidos y los sabores de la generosidad del universo gozoso.




Un abrazo.

Miriam Emunah dijo...

A veces cuando medito, al volver visualizo que me introduzco en la tierra y me quedo dentro de la tierra, es un poco angustioso. ¿Conoces precedentes de esto? Gracias, un abrazo

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails