"Para unos no había más que noche y tinieblas; para otros, la noche estaba iluminada." Éxodo, 14,20.

viernes, 11 de marzo de 2011

EL RAYO




Podríamos decir que la vida no es lineal, esta en constante cambio. Asciende y desciende a cada paso que damos, palpita expansionándose y contrayéndose, exteriorizando e interiorizando. Cada etapa esta caracterizada por unas tendencias, ideas, emociones, acciones… que a veces definimos como periodos buenos o malos, pasivos o activos. La creación es una danza energética de formas y fuerzas pasajeras que nacen y mueren constantemente.
En relación a este movimiento encontramos en el árbol de la vida dos aspectos que bien pueden acercarnos a comprender este movimiento. Por un lado el concepto de Rayo Luminoso y por el otro La Serpiente de la Sabiduría.

 
Según la Cabala, la luz venida del “En Soft” (termino que ahora no entrare a desarrollar) primeramente pasa a través de la corona de Keter, punto inicial de la creación. A partir de aquí esa “luz” desciende hacia Chokmah sefiroth nº 2, de está a la nº3 Binah, de Binah a Chesed... describiendo un rayo a su paso por ocho etapas hasta resolverse en Malkut.

 
Esta luz que desciende externamente busca materializarse, pero no siempre se encuentran los vínculos necesarios y muchas ideas quedan olvidadas. Esta luz pierde intensidad en la medida que filtra por los diferentes velos y espejos. De Do a Do este punto mas bajo marca el paso a otra escala, que justamente se inicia con el proceso de ascenso de la Serpiente de la Sabiduría donde la luz de la consciencia es ocultada, velada (apagada) en el proceso de descenso, a partir de aqui esa la luz es despertada y dirigida consciente y ascendententemente.



Un ejemplo del paso del Rayo Luminoso a través del Árbol:


Keter es el principio creativo, la idea se concibe en Hochmah, en Binah empieza a formularse en Daat se consolida en una entidad definida, en Hesed se expande, en Geburah se rectifica, en Tiferet se sintetiza con el sello de su esencia, en Netzad encuentra la fuerza para manifestarse y en Hod la forma para impulsar esa fuerza, Yesod le da el toque personal y Malkut manifiesta esa idea que se ha ido desarrollando a lo largo del descenso del rayo luminioso. Árbol de la Vida, Z’ev ben Shimon Halevi


Cada sefiroth contiene al resto. Las sefiroth se activan con el paso de este rayo, se reflejan, la sefirah 1 se proyecta y polariza en la 2, la 2 en la 3… (la Sephirah superior funciona como principio activo con respecto a la inferior) Este Rayo vendría a ser la luz que despierta la fuerza y la forma de la vibracion de cada sefirah en todos sus niveles.


El paso de este rayo también cierra y delimita las triadas en el árbol de la vida equilibrando la dualidad en un tercer punto que conformara un área de desarrollo.


En el árbol encontramos tres triadas principales y muchas secundarias.


La Ley de la triada crea las posibilidades (los hechos) y la Ley de Octava desarrolla los hechos según una secuencia definida (etapas del desarrollo). De esta manera interactúan estas dos leyes generando los múltiples aspectos del universo.


Estos dos flujos son simultáneos, como un relámpago que une el cielo y la tierra en un solo impulso.


Y esto último me conduce a relacionar este rayo con el rayo del arcano de la torre, y como que encontré esta imagen animada la adjunto por lo curioso parece que al llegar al suelo es impulsado de nuevo hacia arriba.


Rayo Pictures, Images and Photos




Este punto que me permitirá enlazar en la siguiente entrada con la serpiente de la sabiduría que asciende desde Malkut después de que el rayo luminoso haya llegado a tocar tierra en su recorrido de descenso.






Y para terminar unos extractos al respecto en torno al tema de esta entrada:


El Zohar dice que el “Viejo de los viejos” arrojó delante de sí una cortina sobre la cual se formó la imagen de su Reino… Se puede decir, por tanto, que en la medida en que Dios pone delante de Sí Su “cortina”, se “retira” sobre sí mismo. La cortina se alza delante de Él como una oscuridad, que esencialmente se identifica con su receptividad cósmica, en la cual Su luz infinita se interrumpe o se apaga como un velo, donde aparece sólo como un lejano y lamentable reflejo de Él mismo, como una “vana” existencia de todo lo que es finito.


Dios está oculto en todo lo que crea, casi como la luz en los innumerables reflejos de un engañoso espejismo. El desierto en el que se forma el espejismo simboliza el vacío cósmico, o “el lugar del mundo” en el seno de Dios, creado por el Zimzum –concentración de la plenitud luminosa divina- mientras la pantalla inalcanzable sobre la que aparecen las formas ilusorias que engañan al transeúnte es el símbolo de la “cortina” o “espejo” de Dios, de su auto-receptividad creadora, la Shechinah. En la confrontación del “Uno sin segundo” la creación entera con sus arquetipos –en cuanto no son absorbidos por el único Real, sino que emanan las cosas creadas- asume la apariencia ilusoria de un “segundo”. Raphael

4 comentarios:

Olga i Carles dijo...

La cábala...
El arbol...
es un excitante dialogo entre los opuestos para encontrar el equilibrio y ascender a la copa celeste.




Un abrazo.
Gracias,

ANA dijo...

Así es... un constante equilibrio entre opuestos.

Me alegra mucho verte.... Otro abrazo

Anónimo dijo...

WWW.LEYCOSMICA.ORG




Mil gracias por la información aquí expuesta. Debemos compartir nuestras gotitas de sabiduría para así poder desvelar todo este conocimiento que convertirán nuestro mundo en un lugar mejor. Sea cual sea el tema del que se hable siempre es bueno escuchar



Un saludo.




Namasté.

ANA dijo...

Gracias por la gotita de sabiduría que has compartido con tu comentario..
Namaste.

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails