miércoles, 20 de julio de 2011

LA SERPIENTE








Y después de la entrada “El Rayo” continuaremos con el recorrido de una serpiente que inicia su proceso de elevación desde las esferas inferiores, Muldhara y Swadistana Chakra en Yoga y las esferas de Malkut y Yesod en Cabala.

Muldhara y Malkut en lo que respecta a lo terrenal. La experiencia de la vida que contiene la materia de la obra que tenemos que trabajar.
Swadistana y Yesod relacionado con la energía sexual, fuerza que dará impulso a la transformación en energía espiritual creativa.


En este símbolo tenemos representado al Yoni en el triángulo descendente que materializa y concreta la manifestación en la tierra. Observamos una serpiente alrededor de un huevo donde yace dormida la conciencia, la semilla espiritual que tiene que ascender despertando a los “Siete Durmientes”. El huevo también es una representación del Lingam, exactamente denominado Svayambhu Lingam que significa Nacido de sí mismo. En tal caso podemos observar que la serpiente representa la energia femenina de Kundalini Shakti danzando tres vueltas y medias al rededor del símbolo de Shiva que contiene la semilla que Shakti ayudara a crecer hasta florecer.




http://elgranidocosmico.blogspot.com/

La serpiente nos impulsa a experimentar, a ver el fuego en las llamas del fuego, en el brillo en las estrellas o en la vibración de las partículas danzando sobre el vacío. Ilumina el conocimiento que vamos adquiriendo a través de las vivencias y enseñanzas representadas en cada uno de los senderos del árbol de la vida. Revividas y repetidas una y otra vez en todos sus niveles y perspectivas.

Observamos unos movimientos constantes en el árbol: el involutivo y evolutivo, sueño y despertar, descenso y ascenso, exteriorización e interiorización, expansión y contracción...

Tenemos a la serpiente como la tentadora, vinculada a la sexualidad, el deseo y al fuego que nos consume en batallas y la contradicción fruto del Conocimiento del Bien y del Mal, razón de la caída, la separación y la dualidad. Pero con el poder del Amor capaz de comprender el juego eterno de la existencia, elevarse por encima de si mismo y de las circunstancias. Con la capacidad de abrir los ojos y alumbrar. Un camino de Luz, Amor y Verdad que nos hará libres.

La idea es vivir conscientemente este proceso. Encontrar el equilibrio en el movimiento constante y comprender observando desde arriba lo que hay abajo. La comprensión del conocimiento consciente y la reintegración en la unidad de Keter.

Esta serpiente representa a una fuerza latente que pugna por salir de los límites de lo conocido, que irá adquiriendo diferentes formas para expandir la conciencia de lo que creía ser rompiendo las barreras del ego, quemando y purificando al alma. Un proceso de iniciación que busca la luz en la oscuridad (oro, piedra filosofal o elixir de la inmortalidad)

Este proceso de Iniciación y reconciliación de los opuestos en nuestro interior nos somete a pruebas que normalmente son dadas por las circunstancias de la vida y que terminan siendo las experiencias que permiten comprenderse a uno mismo y al universo produciendo los cambios necesarios para armonizarse a todo lo que nos rodea en todos los niveles.

Esta Vía de Retorno desarrolla el sentido de universalidad y de comprensión espiritual en la que se produce la síntesis y la unidad de la conciencia.

El progreso del individuo se determina en la medida en el que él es capaz de insertarse en el contexto de la armonía universal, de reconocerse elemento activo o anillo de la cadena cósmica de la vida, de descubrirse hermano entre hermanos, y no sólo en el ámbito de la esfera vital humana.  Raphael

Este camino ascendente “de solución, de fijación y de reorientación” es personal y particular adecuado a cada individuo. Se distinguen tres tipos de ascensos:

1. Por medio de La voluntad,
2. A través de la Armonía-Belleza
3. Por el Conocimiento.

Cada vía contiene la clave de lo que nos ata y libera, al respecto encontramos lo siguiente:
Si se está identificado con la Acción, se es esclavo de los acontecimientos; si se está impulsado por las Cualidades, se es esclavo de los goces; si se está atraído por el Silencio, se es prisionero del Nirvana, de la Felicidad o del Paraíso. Raphael

Observamos un proceso alquímico de elevación de la consciencia y tranformación de la energía en un movimiento creativo.

www.jugandoconmisangeles.blogspot.com
Cada uno de los pilares en el árbol de la vida, como los Nadis Ida y Pingala, podrían verse como dos serpientes enroscadas que nos recuerda el símbolo del Caduceo de Hermes. Ambas corrientes transcurren entrelazándose por los chakras abriendo las puertas del canal central Sushuma (en cabala: pilar del medio sefiras 10, 9, 6, 11 y 1)  Y por que no una tercera serpiente que completamente recta y alineada puede ascender directamente.

Podríamos definir mas de tres vías, entrar en mas detalle, incluso comentar que en la misma vía hay momentos inspirados por la voluntad, por la belleza o por el conocimiento.

Serpientes que reptan por todos los senderos recorriendo los caminos de un laberinto que busca descubrirse a si mismo. En el centro encontramos un canal por el cual podemos elevarnos y descender, fluir. Este camino es conocido como la “Vía de Fuego” pero de ella nos ocuparemos en otra entrada.

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails