martes, 1 de abril de 2014

Reflexiones entorno al perdón

Si alguien alguna vez te hirió tuviste que sanar esa herida perdonando a la persona que te provoco ese dolor. Puede que consigas perdonar a la persona cuando eres capaz de perdonar tus propios errores pero, a veces, no es suficiente con esto, porque no solo se trata de perdonar al ser humano sino al mismo hecho en si. Si esa herida deja a su paso al miedo a que se vuelva a repetir lo mismo, dará igual con quien, ese hecho seguirá siendo juzgado de la misma manera, no habrá sido trascendido y por tanto seguirá condicionándote. Así que, no solo hay que aceptar a las personas tal como son, sino que también hay que aceptar a los hechos tal y como se presentan para que el verdadero perdón (comprensión) sane las raíces, el origen de tu dolor y miedo.

Cuando podamos ver cara a cara la verdad sin mirar hacia otro lado la iluminación lo cambiará todo y no cambiará nada.
Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails