lunes, 8 de noviembre de 2010

La revelación de "El Diablo" en sueños


En relación a la ultima entrada publicada sobre el sendero 26 encontré este sueño que justamente tuve en una época de oscuridad total que cambio mi vida. Este sueño, resulto revelador en su momento y aun ahora, sigue resultando interesante. Así, que he decidido compartirlo, ya que considero que contiene una gran enseñanza proveniente de ese Diablo temido por todos, que nos tienta a soltar lo que nos ata aun a pesar del miedo a la incertidumbre.


Sueño 26-8-03: Un perro mataba a una persona con miedo, ese perro era el Diablo que había adoptado la forma de (una persona conocida y especial en esa época de mi vida), estábamos en ¿casa? El perro y el gato se llevaban bien. Se mueren algunas personas en esa casa con estacas, me asusto y me cojo las manos por detrás de la espalda y el perro lo identifica como debilidad y quiere atacarme, en seguida me muerde y le mando con firmeza, entonces me sonríe y ya no quiere atacarme. Estoy cogida de la barandilla del balcón del edificio, veo la calle, El Diablo me dice que iré con él si me suelto, pero yo no comprendo y tengo miedo. Me suelto un poco y me agarro a un balcón de mas abajo, él sigue a mi lado y en ese momento tengo una visión proyectada por el: Personas peleando y haciendo la guerra en una gran llanura, gente de diferente razas, observo que hay quien sufre y otros que le es indiferente que como maquinas actuaban. Entonces el Diablo me dice que depende de cuan profundo y sincero sintamos el dolor, ahí residirá nuestra salvación.”


4 comentarios:

Anónimo dijo...

En lo único que esta interesado Don Diablo es en el orgullo espiritual y el autoengaño con mascara, ambos tienen la peculiar característica de velar la realidad. No confundir con el instinto que tiende a ser Diabolizado por la cultura . Ese sueño habla de instintos, ni demonios ni diablos.

Ni.Ni

José Antonio Delgado dijo...

Hola Ana:

Suscribo lo que dice el anónimo arriba. En tu sueño fíjate que el perro se transforma en diablo (interesante, porque en el Fausto de Goethe, el perro de aguas se metamorfosea en Diablo). Aquí, si te das cuenta, la figura del perro actúa como psicopompo, metamorfoseándose en Diablo. En cierto modo es un ayudante en el viaje por el mundo sublunar. El perro es un símbolo de los instintos, relacionado con la carta del Tarot de la luna.

No querría hacer aquí el análisis del sueño, puesto que toca temas personales y no es el lugar.

Sin embargo, hay que diferenciar el significado del Diablo arquetípico, o sea, del Falso Dios (Mono), relacionado con el ámbito de la Máscara o Persona (con el Sistema, Maya, los Bienes Materiales, la existencia prosaica, etc.) y de la arrogancia y la hybris (autocomplacencia) tal como viene representado en la carta del Tarot, de ese otro ámbito de los instintos, que han sido demonizados por la cultura judeocristiana.

En este sueño, aparece como ayudante en el camino a las oscuridades. Así que, en el sueño es el instinto del que se habla, no del Diablo arquetípico (el Mal).

Un abrazo

José

ANA dijo...

En todos los años que llevo anotando mis sueños, este es el único que recuerdo en el que sale la imagen del Diablo. Imagen que primero adopta la forma de perro y que luego en la 2ª parte del sueño veo en su forma "original".

Instinto y razón han creado grandes conflictos morales entre lo que esta bien y lo que esta mal. Por encima de estos dos conceptos esta la intuición y la reflexión que nos guían, a veces consciente y otras inconscientemente.

No he expuesto mi interpretación del sueño, ni lo voy hacer ahora, mas allá del contenido personal, lo compartí primero porque le veo relación con algunos aspectos expuestos en la entrada que escribí sobre sendero 26 que seria largo de explicar y que por eso no he detallado ya que requería profundizar, segundo, por el mensaje que contiene que parece paso desapercibido. Considere mas interesante dejar el sueño tal cual, acompañarlo de algunos comentarios y permitir una interpretación abierta que no solo me aporte significado a mi misma.

Por cierto Jose, me gusto la puntualización que distingue: el diablo de la mascara y el diablo de la autocomplaciencia. Distinguir esta bien pero cuidado no vayamos a separarlos completamente.

Gracias Ni Ni y Jose por vuestros interesantes comentarios. Un saludo Ni Ni y un abrazo para Jose

Olga i Carles dijo...

Algo difícil de inmterpretar, dependerá del que tenga el sueño.
El diablo reppresenta la materia en todas sus formas y también la sexualidad.
No siempre tiene que ser malo.
Angel y demonio.
Materia y espíritu.
Deben llegar a consagrarse.




Gràcies.
Una abraçada.

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails