lunes, 5 de julio de 2010

SUEÑOS Y DESEOS


¿Que relación hay entre los sueños y los deseos? ¿Soñamos acaso todo lo que deseamos? o quizás ¿deseamos lo que soñamos?

A lo largo de la vida el deseo pasa por diferentes fases, cuando somos niños deseamos que nos regalen muchas cosas, nuestra imaginación es tan potente que constantemente crea sueños llenos de fantasía. En la juventud el deseo adquiere una fuerza muy especial, posiblemente acompañada del despertar de la sexualidad, es cuando los deseos pueden llegar a cumplirse… todo es posible. Pero a partir de un día, los sueños se olvidan, y el deseo que acompaño a la pasión se va perdiendo con el paso del tiempo, llega el día de tu aniversario y no sabes ni que pedir, ya ni piensas en un deseo al soplar las velas… Todo es más difícil, todo requiere mucho esfuerzo… y los sueños solo reflejan esa lucha interior. El aburrimiento llega a tal punto que la pasión puede volverse perversión en su búsqueda de nuevas sensaciones que le den sentido a su vida, a esa vida muerta y enterrada.

Nadie desea la muerte… ¿Por qué? ¿Como desapegarnos sin perder las ganas de vivir? ¿porque la pasión se pierde con lo conocido? ¿El desapego implica dejar de desear?

Por que a veces no obtenemos todo lo que deseamos ¿realmente deseamos todo lo que queremos? El deseo se alimenta del misterio una vez descorremos el velo tenemos el peligro de caer del ideal que nos hemos formado. ¿Y como distinguimos el ideal del autentico y verdadero deseo?

Relacionando el pilar del medio del árbol de la vida, tenemos a Malkut en los pies, bien podría ser el deseo de vivir, le sigue Yesod en los genitales y el deseo sexual, Tiferet en el corazón con el deseo del amor, Daaht en el entrecejo el deseo del conocimiento y en Keter, el deseo de la unión y la unidad con Dios.

Y porque me dio a mi por relacionar estos 5 tipos de deseos…. Porque en realidad son solo uno, porque en realidad cuando el pilar de la conciencia esta alineado y conectado todos esos centros hay integridad, y que hay de la vida que no se libera del miedo a morir, que vida podría haber sin sexo, que es el sexo sin amor, o el conocimiento sin amor, o el sexo sin conocimiento… Ese hermoso hilo conductor de la luz que fluye por el pilar de la conciencia entre Keter y Malkut que une el cielo y la tierra… ¿en que momento de nuestras vidas, todo tiene sentido?

Pero hay otra cosa muy importante que une el deseo y los sueños, en tu trabajo interior, el deseo se vive como un sueño nítido y claro, no porque sepas exactamente lo que quieres, ni como lo quieres, sino porque surge de forma espontanea, la mente y la razón no actúan, la vivencia es a todo color porque la energía es fuerte, te dejas llevar… entonces la magia existe, el deseo silencioso trascendió las formas conocidas, y un día, aparece y reconoces que era eso justamente. La vida entonces es perfecta, y libre de la mente, buceas en ella.

No hay comentarios:

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails