"Para unos no había más que noche y tinieblas; para otros, la noche estaba iluminada." Éxodo, 14,20.

viernes, 23 de julio de 2010

SOLO SE QUE NO SE NADA


Cuando la vida te sorprende y lo conocido pasa a ser desconocido, en ese momento el suelo que pisas pierde solidez y la seguridad desaparece. Creer que dirigimos la vida y darnos cuenta de que no podemos controlar nada. El control es un engaño del ego, somos marionetas de un destino desconocido. Que dulce y amargo resulta reconocer que andamos perdidos, ahora es cuando el tiempo se para y puedo contemplar un espacio vacío rodeado por una soledad que se ha ocultado tras el ruido. Aprender y desapendrer cada vez que las ideas que has construido se derrumban, cuando caes de las nubes queda el reconocimiento de que no somos nada de lo que creíamos ser. Que la tristeza te invade, bienvenida sea la humildad. El dolor por los errores solo alimenta el orgullo. Que las cosas no salen como tú quieres, que te has dejado arrastrar por emociones sin sentido… no importa, ahora tu corazón late con más fuerza y siente que esta vivo. Y si te caes, te vuelves a levantar, lo importante es caer y volver a errar una y otra vez.

2 comentarios:

Olga i Carles dijo...

Magnífico texto.

El error es el Maestro de los grandes aciertos. Sin el moririamos sin más. A el le debemos la vida, llegando un momento en que caminamos como flotando, sin sentir los pies.


Gracias.

Ana dijo...

Magnífico comentario.

Gracias, un Abrazo.

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails