"Para unos no había más que noche y tinieblas; para otros, la noche estaba iluminada." Éxodo, 14,20.

domingo, 19 de diciembre de 2010

La Noche Oscura del alma. S.24: LA MUERTE

Sendero 24. La Muerte





Siguiendo un orden, la noche oscura del alma se alinearía de la siguiente manera sobre el árbol cabalístico: s.26, s.25, s.24 y s.13. Observamos tres senderos seguidos, pero el proceso teóricamente no termina hasta llegar al sendero 13. Eso quiere decir que este proceso va acompañado de un trabajo con todos los senderos que rodean al centro del árbol de la cabala.
La primera vez que aborde estos senderos fue en el siguiente orden: s.26 Diablo, s.24 Muerte, s.25 Templanza…. el resto hasta llegar al s.13…. Este puede ser un orden, valido, de hecho así lo voy a exponer en estas entradas, pero también puedo decir que tras el paso del tiempo he comprobado que estos senderos no tienen por que seguir este orden. El orden depende de la etapa y el grado de influencia.


Recordando que el sendero 26 pone de manifiesto la verdad rompiendo con las falsas ilusiones. La prueba con el s.24 nos enfrenta al mayor miedo, la muerte. La trascendencia del miedo solo es posible tras la aceptación de lo que es y de lo que será.

El s. 24 se halla en el recorrido del Rayo Relampagueante y por esa razón representa tanto al nacimiento como a muerte fundamentales. Meditar en lo metafísico y trascendente, junto con la vida forma parte de la iniciación, es necesario experimentar en varios niveles la paradoja de vivir la muerte para tomar consciencia de lo ilusorio y transitorio. Por eso se habla de muchos tipos de muertes.


Los senderos de la Noche Oscura son senderos de sacrificio, en el s. 24 se encuentra la voluntad del espíritu a través del intelecto y la memoria. Se debe buscar cual es la Verdadera Voluntad. Uno tiene que volver sobre sus pasos al origen y empezar de nuevo para que el espíritu encuentre la forma adecuada de su expresión aceptando su camino y el camino de los demás.

La meta es elucidar la propia Voluntad Espiritual y tener el coraje de actuar por ella, y la verdadera Voluntad Espiritual de uno no puede ser de naturaleza egoísta.

Pero antes de realizar la verdadera Voluntad espiritual se requieren cambios, un proceso de muerte de la vieja personalidad para dar nacimiento a una nueva personalidad al servicio del espíritu.


La unión sexual ha sido asociada con la muerte, porque es un acto de amor divino y fertilización de la semilla de la consciencia superior. Así como deseamos así renacemos. El s.24 es llamado el de la Inteligencia Imaginativa da un parecido a todas las similitudes que son creadas del mismo modo similares a sus (individualidad) armoniosas elegancias (espíritu)” La personalidad tiene que morir a los deseos inferiores pero continúa viviendo en los deseos superiores ya no amara con el amor ego-personal. Una muerte de la personalidad en vida que mantiene funcionales los niveles inferiores pero controlados desde los niveles superiores de la consciencia del Ser donde se halla la imagen del espíritu que inspira a la individualidad.


La letra Nun esta asignada al sendero 24, significa pez, símbolo sexual del esperma masculino, relacionado con el agua y con la regeneración. Es la llave al proceso de redención y regeneración.


Hay un detalle especial relacionado con el agua y el fuego entre los senderos 26 y 24 es un punto muy interesante en el que indagar que requiere una entrada a parte.

Estos tres senderos de la noche oscura relaciona los aspectos superiores de la personalidad con los aspectos inferiores del alma y agrupa los procesos de transfiguración, transformación y transmutación.


Para encontrar la voluntad del espíritu, la memoria vuelve sobre sus pasos y este proceso puede asociarse a la disolución en alquimia. La disolución como la división de un todo es sus partes necesaria para la re-solución y superación por partes de los problemas de la personalidad. En estos casos no puede haber progreso sin reducir semejantes “conglomerados” a su punto de generación y, para ello, importa un desasimiento y abandono de esas rocas donde el sujeto se halla agarrado.
Relacionado con Netzad, Venus, señora de las aguas, el erotismo supone una disolución de las estructuras consolidadas de la personalidad sorprendida por las seducción tentadora.
La solutio dionisiaca expresa no solo la irrupción del caos en estructuras ordenadas, sino la liberación de las ataduras que constriñen y limitan.

La di-solución pesca la fuerza e inspiración en el líquido inconsciente para adquirir una forma nueva . Este proceso de disolución descompone la basura y la putrefacción necesaria que precede a la regeneración orgánica (que podrá o no retornar o mantener su primera forma).

La mortificación es otro proceso alquímico relacionado, supone una purificación del alma necesaria para el nacimiento del hombre nuevo que renuncia a la estabilidad de autoafirmacion del ego para escuchar y aceptar a la intuición.

La mortificación queda relacionada con lo que los alquimistas denominaban caput corvi, cabeza de cuervo y representaba la nigredo. Las imágenes de decapitación quedan relacionadas con la mortificación, se refieren simbólicamente al acto de prescindir de las estructuras racionales, representadas por la cabeza, para adquirir suficiente habilidad para habérselas con los contenidos inconscientes de carácter irracional.


La disolución y la mortificación están íntimamente ligadas a la Nigredo en la obra alquímica, y esta etapa del viaje iniciatico del dos y tres veces nacido.



Es mucha la información que complementa y ayuda a comprender este sendero.
Para finalizar esta entrada expongo un ultimo pensamiento al respecto, creo que para morir, hay que querer morir, sin esa voluntad no habrá cambio. Podemos resistirnos a la muerte hasta que reconozcamos que ya estamos muertos y entonces volveremos a vivir. La muerte puede ser un proceso rápido o lento eso dependerá de cómo trabajemos sobre el desapego.




Y por último comparto estos enlaces relacionados con el tema de esta entrada:

4 comentarios:

Olga i Carles dijo...

La noche oscura del alma.
Imprescindible para conocerse a si mismo.
La noche oscura del alma...
Diferentes etapas.
Diferentes senderos.
Diferentes evoluciones.
Una misma lima para todo el conjunto.



Un abrazo.
¡FELIZ NAVIDAD!

ANA dijo...

Feliz Navidad Olga.

Conocerse a si mismo te sumerge en las profundidades del "vacío"

¿que y quien descubrimos que somos en ultima-primera instancia?

Abrazos para ti también

Miguel Schweiz dijo...

Ana, es curioso usamos herramientas distintas y me doy cuenta que coicidimos siempre :)

Sabes que pongo mucho interés en el árbol, aunque aún se me resiste, es muy difícil pero apasionante.

Pues sigamos esos caminos ¿sí? a ver si por fin somos capaces de iluminar nuestras vidas y sobre todo nuestras sociedades.

Besos amiga mía

ANA dijo...

Hola Miguel, la vida esta llena de coincidencias.... :) sigamos pues recorriendo el camino y aprovechando sus puntos de encuentros.

Gracias y mil besos para ti también.

Ana

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails