"Para unos no había más que noche y tinieblas; para otros, la noche estaba iluminada." Éxodo, 14,20.

domingo, 8 de junio de 2008

Conocerse a uno mismo


Los cambios marcan el final y principio de las etapas, crean el movimiento en la vida. Darse cuenta del proceso es conocerse a uno mismo.
Pero no resulta fácil conocerse a uno mismo por que tenemos que reconocer la verdad que le da sentido a nuestra vida.


Entre mentiras, dudas, intereses y mil cosas, nos sabemos quien somos. Buscamos un sitio donde sentirnos seguros, con base a nuestras creencias y el juicio de nuestra razón, basados en sueños e ilusiones creamos la dependencia, los condicionamientos, las limitaciones.

Es la limitación de ver solo el reflejo de un todo diferenciado por nuestra mente. Nuestra participación en la naturaleza es parte de la existencia de ser, pero nuestra percepción de la realidad esta filtrada por la individualidad y la ilusión de estar separado.

Hay formas de pensamiento que progresivamente trabajan con la mente para llegar a ser conscientes de la verdadera realidad. Sin ánimos de alcanzar nada... lo principal es la atención que al final puede estar en todos sitios sin esfuerzo, porque comprendemos esa parte que desconocemos y que inconscientemente muchas veces nos ocultamos.

Ana Mª 

No hay comentarios:

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails