BUSCA EN ESTE BLOG

miércoles, 13 de julio de 2016

Ganas de

Tengo ganas de escribir sin pensar, de dejar que fluyan las ideas y de que una palabra traiga a otra y a otra y a otra sin parar.
Tengo necesidad de no pensar que decir cuando no tengo ninguna idea que aportar, de esperar tranquilamente sin hacer nada a que mis dedos vuelvan a teclear hasta que salga lo que tiene que salir y encuentre la aguja en el pajar.
Tengo deseos de hacer algo sin tener que decidir que, de liberarme de la responsabilidad de tenerlo todo controlado, quiero confiar en la vida y darme cuenta de lo que me ofrece.

Quiero imaginarme sobre la hierba verde y fresca, que salgan alas de mi esternón y que mi pecho se abra elevándose hacia el cielo... cerrar los ojos y sentir...sentir-me ligera, libre y feliz.

He descubierto que el color del cristal por el que miro la realidad es mi autoengaño y que ese color lo decide, consciente o inconscientemente, la experiencia personal que vivo. Ahora que sé, que todo es un sueño, debería trascender el miedo que deja la impronta de las vivencias y pasar a vivir un sueño lúcido. A eso se le llama despertar, no porque el sueño acabe, sino porque somos conscientes del mismo.

Trascender el miedo es vivir con el misterio y confiar sin necesidad de saber, sabiendo...
Puede que sea el sueño profundo el gran misterio, en ese estado no hay soñador ni sueños. Ese misterio también está presente como telón de fondo cuando el soñador aparece en la escena.
Y cuando el soñador aparece y despierta empieza a vivir un sueño lucido en el que puede decidir hacer cosas increibles con el poder de su voluntad.... realmente es así? Podemos hacer lo que queramos? No, no siempre, ni como esperamos ni de la manera que queremos ni cuando queremos, no porque en este universo existen otras leyes que la propia y no porque vivimos en la confusión y la mayoría de la veces, entre dudas, pasan por alto los momentos propicios para...

Entonces despertar no libera porque el libre albedrío esta condenado al fracaso si no escuchamos a la silenciosa intuición, la Voluntad en mayúsculas que nos atrae hacia si misma. Parece que no podemos liberarnos de los patrones superiores que controlan las dinámicas cósmicas ó sí...


Y sonreír al no encontrar lo que esperas y sonreír al encontrar lo que no esperas. Sigamos sorprendiendonos, seamos como niños y expresemonos sin filtros... limpiando y limpiando el cristal, viendo a través del espejo, disolviendonos en las aguas.



Locuras inacabadas rescatadas del 2014

No hay comentarios:

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails